Propósito

Nuestro origen

Una historia de Amor, Solidaridad y Valentía

Esta es una historia de amor, solidaridad y valentía de la cual son protagonistas una dama holandesa y un niño que con su ternura y fortaleza enfrento una dura batalla contra una enfermedad.
Tony Molleapaza Rojas, era un niño afectado por un cáncer incurable, al que acogió con amor propio de madre, Marjan van Mourik, manteniéndolo en su casa y brindándole los cuidados necesarios, hasta que una madrugada se le escapó la vida lentamente como el vuelo de una mariposa.
Este niño reforzó las creencias y fe de Marjan van Mourik la turista holandesa que vino al Perú de visita, se prendó de nuestros niños y renunció a su vida personal para entregarse a atender a los más pobres. Venciendo todo tipo de obstáculos y tocando muchas puertas, Marjan consiguió la comprensión y apoyo de instituciones, empresas y personas que con la misma visión, permitieron construir la Clínica Social Paz Holandesa cuyo propósito es velar por la salud de los niños que menos recursos tienen que al igual que Tony enfrentan sus propias batallas .

Nuestro Propósito

¿Porque existimos?

Nuestro propósito es mejorar la salud y el bienestar de los pacientes integrando los cuidados médicos y los servicios preventivos en respuesta a las necesidades de nuestra comunidad en una atmósfera de amor, compasión y respeto por las personas.

NUESTRA FILOSOFÍA

3 PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

Medicina de Vanguardia

Instalaciones, equipamiento y profesionales para realizar una variedad de procedimientos y cirugías en diversas especialidades.

Atención Especializada Infantil

Nuestras instalaciones y profesionales están preparados para brindar el mejor tratamiento infantil humanizado.

Propósito Social

Atendiéndote en Paz Holandesa nos ayudas a ayudar a niños de escasos recursos y así conseguir más niños sanos y felices.

Ayúdanos a lograr niños más sanos y felices