¿Por qué son tan importantes las vacunas infantiles?

¿Por qué son tan importantes las vacunas infantiles?
 
Las vacunas son muy importantes porque actualmente protegen al niño de las siguientes enfermedades: difteria, tétanos, tos ferina, poliomielitis, meningitis por haemophilus influenzae tipo b, sarampión, rubéola, parotiditis y hepatitis b, y meningitis meningocóccica grupo C.
¿Estas enfermedades son muy graves?
 
Desde que existen las vacunas, estas enfermedades son muy poco habituales. Pero son enfermedades que aún pueden ser graves. Por ejemplo, antes de existir la vacuna, enfermedades como el sarampión provocaban centenares o hasta miles de muertos cada año. Aún ahora algunas de estas enfermedades pueden provocar neumonía, daños en el cerebro, problemas en el corazón y ceguera en niños que no han sido vacunados. Y aún provocan la muerte de muchos niños cada año.
 
 
¿Son seguras las vacunas?
 
Sí, son muy seguras. A veces pueden provocar efectos secundarios muy ligeros, como dolor en la zona del pinchazo o fiebre. Otros efectos secundarios son muy poco habituales. Consultad a vuestro farmacéutico.
 
Lo que está claro es que siempre son muy peores las enfermedades que los efectos derivados de las vacunas.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.