Hipoacusia o sordera en niños

Sordera en niños

 

¿Qué es la hipoacusia o sordera?

La hipoacusia es la incapacidad total o parcial para percibir o entender el sonido, puede ocurrir en uno o en ambos oídos y puede ser leve, moderada, grave y profunda. La hipoacusia profunda es lo que la mayoría de las personas denominan sordera. Algunos casos de hipoacusia son progresivos, es decir que empeoran con el tiempo, mientras que otros permanecen estables.
Lo que muchos no saben es que la sordera es un problema bastante común en los niños, por lo que es preciso prestar atención a determinadas señales para tratar el problema a tiempo.

 

¿Por qué se produce la hipoacusia o sordera?

 

¿Por qué se produce la hipoacusia o sordera?

La mayoría de casos de hipoacusia o sordera infantil graves o profundas están presentes en el momento de nacer. También se puede dar en niños que tenían audición normal cuando eran bebés, más de un 60 % de estas sorderas pueden tener origen genético.
Otras sorderas congénitas se deben a situaciones durante la etapa de embarazo o al nacer, como: recién nacidos con peso menor de 1,5 kg. infecciones como meningitis o infecciones durante el embarazo (rubéola, toxoplasma, citomegalovirus) o nacidos con algunas malformaciones, estos niños tienen más riesgo de tener hipoacusia.

 

¿Cómo detectar la hipoacusia o sordera infantil en mi hijo?

Los padres deben evaluar el comportamiento de sus bebés mediante estimulaciones desde los primeros meses de vida. 

Cómo saber si mi hijo tiene hipoacusia o sordera infantil

Si sospechas que tu pequeño no oye bien, es preciso dirigirse a su otorrino de confianza para que pueda determinar las posibles causas, ya podríamos estar hablando de una sordera en el bebé.

En algunos casos, niños con problemas de sordera no presentan signos hasta los 2 años de edad. Por eso debes prestar mucha atención a cualquier síntoma que cree sospechas de un problema de pérdida auditiva. La consecuencia más peligrosa de una hipoacusia o sordera no detectada a tiempo, es la ausencia del lenguaje claro o algunos trastornos que complican la comunicación durante el crecimiento de tu pequeño.

Conoce otros datos y formas para detectar la sordera en niños

 

¿Cómo detectar la sordera?

 

¿Cómo se diagnostica la sordera en el recién nacido?

Al momento de nacer, es importante hacerle un cribaje de sordera (screening neonatal) a un niño, es uno de los métodos más certeros para alcanzar el diagnóstico y poder actuar inmediatamente. A los tres meses es posible tener un diagnóstico certero, mientras que a los 6 meses ya es recomendable recibir un tratamiento.

Existen dos métodos para el estudio de la capacidad auditiva infantil:

  • Otoemisiones acústicas (OEA): Evalúa el desempeño del oído interno del bebé cuando recibe estimulación, una prueba sencilla que sirve para el cribado de la disfunción sonora del bebé y que se debe practicar a todos los recién nacidos.
  • Prueba de los Potenciales Auditivos Evocados (PEA): Mide la respuesta del cerebro del bebé mediante estimulaciones eléctricas, permite saber si el oído funciona en óptimas condiciones. Es la prueba más precisa de todas.

Se deben seguir los siguientes puntos después de la detección de la sordera infantil:

  • Identificar si hay deficiencias auditivas desde el nacimiento del bebé.
  • Iniciar el tratamiento adecuado y una rehabilitación temprana.
  • Estimular el desarrollo del habla y lenguaje.
  • Integrar al niño a su entorno desde acciones pequeñas.
  • Procurar que el pequeño se pueda comunicar para que tenga un óptimo desarrollo emocional y social.

Los padres deben evaluar el comportamiento de sus bebés mediante estimulaciones desde los primeros meses de vida.

 

Tratamiento de la hipoacusia o sordera en niños

Inmediatamente después de que el niño es diagnosticado de hipoacusia o sordera, el tratamiento debe ser interdisciplinar entre los padres y familia, con la colaboración del pediatra, otorrinolaringólogo, logopeda, psicólogo y audioprotesista. El tratamiento consiste en la estimulación temprana del bebé, un tratamiento logopédico adecuado, para determinar sus necesidades especiales, y una adaptación audioprotésica o bien el tratamiento quirúrgico mediante un implante coclear.

¿Cómo prevenir la hipoacusia o sordera?

 

 

¿A qué edad es conveniente tratar una hipoacusia o sordera?

La hipoacusia en un niño tiene un alto impacto sobre el lenguaje, aprendizaje, comportamiento y el contexto afectivo, por lo que debe tratarse en forma inmediata al diagnóstico. 

En el caso de los implantes cocleares, la edad ideal para una intervención está entre el primer y segundo año de vida, pero, es ideal estimular al pequeño con audioprótesis de alta potencia y rehabilitación auditiva desde el momento del diagnóstico.

 

¿Qué es un implante coclear?

Un implante coclear es un dispositivo electrónico que puede ayudar a que las personas sordas tengan una recepción de sonidos. No restablece la audición normal, pero proporciona al niño sordo una comprensión útil de los sonidos ambientales y le ayuda a comprender el habla, lo que mejora su calidad de vida notablemente.

Este aparato, evita que el oído con deficiencias se atrofie aún más. Es una gran alternativa para usar en casos de hipoacusias severas o profundas donde los audífonos no dan resultados.

El implante coclear consta de dos componentes:

  • El dispositivo externo. Consta de un micrófono que recoge el sonido, un procesador de la palabra que analiza la señal acústica y determina cómo va a ser estimulado el paciente, se coloca justo detrás de la oreja.
  • El dispositivo interno. Se implanta por un procedimiento de cirugía mayor,  se coloca debajo de la piel, incluye un receptor para funcionar de la misma antena transmisora y a un conjunto de electrodos para la estimulación.

 

¿Cómo prevenir la hipoacusia o sordera?

En el caso de hipoacusias no genéticas, es importante identificar las infecciones que pueden afectar al oído durante el embarazo, especialmente a la infección por el citomegalovirus, pues es una de las causas adquiridas más frecuente de sordera y puede presentarse en bebés asintomáticos que darán lugar a la detección de una sordera tardía y evolutiva.

También, deben evitarse medicamentos que puedan lesionar al oído, tanto durante el embarazo como en el recién nacido. Es recomendable vacunar a nuestros niños contra enfermedades como las paperas, sarampión, rubéola y frente a otros gérmenes que pueden causar meningitis.

Conoce aquí las diferentes vacunas que te ofrecemos en la Clínica Infantil Paz Holandesa y el por qué son tan importantes para tus niños.

 

Sordera en niños

 

Es importante tener un buen cuidado de la salud antes y durante la etapa del embarazo, y en el momento del nacimiento del bebé, debe realizarse un cribado de hipoacusia al recién nacido, para detectar a los neonatos con sordera y comenzar un tratamiento y rehabilitación inmediatos, así, el desarrollo del niño y su calidad de vida serán los adecuados.

 

Puedes reservar una cita en Pediatría y Otorrino aquí

Estamos gustosos de atender a tus hijos.

Clínica Infantil Paz Holandesa